T.9 Peridoncia

Home/Uncategorized/T.9 Peridoncia

T.9 Peridoncia

La boca nos sirve para sobrevivir. Nos alimentamos con ella y nos permite relacionarnos a través de la palabra o del beso. Dentro de la cara es fundamental en el aspecto estético: labios, dientes y encías.

La boca conforma un ecosistema. De su salud depende la belleza de una cara. Este ecosistema está formado por los dientes, la mucosa oral, la saliva y una serie de microbios (más de 150 especies) que conviven en equilibrio. El periodonto está formado por los tejidos que rodean al diente; encía, hueso y ligamento.

Si se rompe el equilibrio entre microorganismos (solo un grupo limitado de bacterias se han mostrado altamente patógenas) y células del sistema inmunológico que defienden la encía (atacantes y defensores) se producen las enfermedades periodontales:
LA GINGIVITIS es la inflamación de la encía. Se hincha, se enrojece, aumenta su temperatura y puede llegar a doler. Su signo principal es el sangrado. Se produce generalmente por el acúmulo de comida por falta de higiene. El biofilm o placa bacteriana (bacterias más hidratos) tiene su metabolismo. Sus productos (toxinas y ácidos) producen la inflamación. El sarro o cálculo dental es la placa calcificada. El 50% de los adultos presentan gingivitis en al menos tres dientes. Con una buena higiene personal y la intervención del dentista, la gingivitis se cura sin secuelas.

Si la gingivitis perdura, en pacientes susceptibles por su genética y con algunos factores añadidos como el tabaco o la diabetes, se puede producir destrucción progresiva del hueso que soporta la raíz del diente.
A esto se le llama PERIODONTITIS (antiguamente se llamaba piorrea). La pérdida del hueso es irreversible en contra de lo que sucede con la gingivitis. Poco a poco el diente ganará movilidad y terminará por perderse. Las situaciones graves se dan en un 10% de la población.

No se contagian, pero son enfermedades producidas por bacterias y esto hay que tenerlo en cuenta sobre todo en fases muy activas del desorden.
Como otras enfermedades infecciosas que producen actividad inflamatoria crónica, pueden producir alteración en otros órganos. Se ha relacionado a la periodontitis con enfermedades cardiovasculares, arteriosclerosis y diabetes.
Se pueden prevenir con una buena higiene oral y las vacunas podrían jugar un papel en el futuro. Estas enfermedades se pueden curar por un dentista especializado, eliminando el sarro subgingival y si es preciso mediante técnicas quirúrgicas. Es muy importante el diagnóstico precoz

Crono:
00:45 – Presentación del tema
02:30 – El ecosistema de la boca
03:40 – El periodonto
05:50 – La gingivitis
09:20 – El periodontitis
13:50 – Son enfermedades contagiosas
14:45 – Influyen en la salud general
15:40 – La prevención de la gingivitis
18:00 – Imágenes
22:23 – Resumen

By | 2016-11-11T13:39:27+00:00 octubre 12th, 2016|Uncategorized|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment