T.1-2 Ronquido. Tratamientos

Home/Uncategorized/T.1-2 Ronquido. Tratamientos

T.1-2 Ronquido. Tratamientos

Tanto el tratamiento como la prevención pasan por atajar con medidas generales los factores etiológicos:
– Ejercicio físico y dieta para evitar la hipotonía muscular y el aumento de la grasa visceral. Existen ejercicios específicos para los músculos de la lengua.
– La prevención pasa por el tratamiento de ortodoncia si fuera necesario.
– Una buena higiene del sueño evitando, especialmente por la noche, el alcohol y los fármacos hipnóticos (inductores del sueño y relajantes musculares).
Máquina de presión continua de aire en la vía aérea superior (CPAP). Son aparatos que precisan, durante toda la noche, de una mascarilla sobre el rostro conectada a un motor impulsor de aire para mantener permeable la vía aérea. Tratamiento quirúrgico: Cirugía de las posibles anomalías de la vía aérea superior (tabique nasal, pólipos, etc.). Gastroplastia en obesidad mórbida. Traqueostomía en situaciones límite. Uvulopalatofaringoplastia y resección parcial de paladar para aumentar el espacio aéreo. Avance mandibular quirúrgico para lograr adelantar la lengua. La cirugía es un tratamiento invasor, no conservador, irreversible y muchas veces impredecible, aunque en ocasiones hay que recurrir a ella. Tratamiento farmacológico como alternativo y de resultado incierto (acetato de medroxiprogesterona, almitrina, protriptilina, teofilina). Dispositivos intraorales (DAM o MAD).
Se llaman aparatos de adelantamiento mandibular y hay más de cincuenta tipos. Al mantener la mandíbula adelantada durante la noche, los músculos geniogloso y genihioideo, que en ella se insertan, se adelantan, adelantándose a su vez la lengua y el hueso hioides. Como consecuencia los espacios aéreos faríngeos se amplían en todos los segmentos evitándose el ronquido y en muchas ocasiones la apnea. También existen dispositivos intraorales que sujetan el paladar blando o la lengua sin necesidad de adelantar la mandíbula.
Estos aparatos, para usar durante la noche, constituyen un tratamiento sencillo y reversible. Mejoran al paciente en casi todos los casos pero deben de estar realizados y controlados por dentistas especializados que elijan el más indicado a cada paciente en particular y eviten posibles efectos secundarios.

By | 2016-11-11T13:39:27+00:00 octubre 12th, 2016|Uncategorized|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment